07/02/2022

Atalaya marca nuevo récord en la producción de 2021

Nunca la histórica mina de Riotinto había producido más cantidad de cobre en un solo año

Atalaya Mining ha presentado sus resultados de 2021 con un récord histórico de 56.139 toneladas de cobre producidas. Esta cifra viene acompañada de otro hito en esta nueva etapa del histórico yacimiento, con 15,8 millones de toneladas de mineral tratadas en planta, un millón más que en 2020. La ley media del mineral se ha situado en el 0,41, ligeramente por debajo del 0,45 del pasado año. A su vez, la recuperación metálica se eleva hasta el 86,01% frente al 84,52% de 2020.

En 2022 Atalaya espera mantener su producción entre las 54 y las 56 mil toneladas de cobre, manteniendo ley media y recuperación. No obstante, de mantenerse el aumento de precios de la energía, las previsiones de presupuesto e inversión de 2022 podrían verse afectadas.

Optimización y futuro

Por otra parte, Atalaya ultima los proyectos para explotar los yacimientos de San Dionisio y San Antonio. Una parte de los recursos que contienen son potencialmente aprovechables a cielo abierto; y por minería subterránea, en el caso de la mineralización polimetálica. Ahí, la apuesta por construir una nueva planta con tecnología E-LIX, jugará un papel importante en la estrategia de desarrollo de la compañía.

A su vez, la empresa aumenta su presupuesto de exploración hasta 10 millones de euros en 2022 para seguir avanzando en Masa Valverde, e iniciar Riotinto Este y Ossa Morena. Los trabajos avanzan satisfactoriamente, con interesantes resultados: se ha identificado la mejor muestra de mineral de cobre hasta la fecha en este proyecto, una veta de 125 metros con un 1,19% de cobre, que incluye intervalos de sulfuros masivos (con leyes hasta 2,56%) en una mineralización fundamentalmente de tipo stockwork. Actualmente, tres equipos de sondeo se encuentran trabajando, dos de los cuales están perforando en Majadales, yacimiento descubierto en 2019 que no incluido en anteriores estimaciones de reservas.

Por otra parte, Atalaya avanza en Sostenibilidad, desarrollando proyectos para optimizar sus operaciones, como la instalación de un sistema experto en el molino SAG, que además reduce el consumo de energía y las emisiones de CO2. También mejoras en la flotación, con nuevos reactivos que aumentan la recuperación. Asimismo, comenzará pronto la construcción de la planta fotovoltaica de 50Mw que dará energía verde a la planta, una vez obtenidos los permisos para este proyecto pionero en el sector.

En este sentido, ya ha obtenido la inscripción en el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de CO2, donde el Ministerio para la Transición Ecológica recoge los datos de emisiones de empresas que quieren calcular, reducir y compensar sus emisiones de CO2 a la atmósfera de manera transparente. Esta iniciativa pionera en la minería metálica acredita los esfuerzos en eficiencia energética, en favor de la lucha contra el cambio climático. La apuesta por la Sostenibilidad está ya dando resultados, bajando su ratio de CO2 por tonelada producida de 0.55 a 0.49, entre los años 2019 y 2020.

Alberto Lavandeira, CEO de Atalaya Mining, ha subrayado que “entramos en 2022 con una trayectoria operativa probada, una línea de trabajo de optimización y una cartera de oportunidades de crecimiento. Somos conscientes de las actuales presiones inflacionistas y, aunque nos esforzaremos por optimizar los costes, nos esperan desafíos, especialmente en relación con el mercado energético. Seguimos confiando en que Atalaya está bien posicionada para sortear la incertidumbre actual y mantener la apuesta por proyectos de crecimiento, gracias al sólido balance que presentamos. Los nuevos proyectos y las prometedoras actividades de exploración nos ofrecen unas interesantes expectativas para este 2022”.

Volver a Noticias

© Copyright2022
Comunicación|Trabaja con nosotros|Contacto|Atalaya Mining|Aviso legal