PATRIMONIO HISTÓRICO

Valor al patrimonio histórico de Riotinto

El origen de la actividad minera se remonta a miles de años atrás, con los albores de los primeros asenta-mientos humanos. La comarca en la que se encuentran las minas de Riotinto ha sido explorada durante miles de años: tartésicos y romanos dejaron su huella en el su entorno. El Proyecto Riotinto tiene entre sus responsabilidades la investigación, protección, conservación, revalorización y difusión del gran patrimonio histórico que atesora el área de la mina.

dsc_3088

Como es sabido el Proyecto Riotinto está en una zona declarada Bien de Interés Cultural. Atalaya Mining, su propietaria, mantiene un fuerte compromiso con su gestión, preservación y puesta en valor. Por eso en paralelo a las operaciones mineras, el equipo trabaja en la investigación, documentación, protección, conservación, revalorización y difusión del rico patrimonio que atesora el área en la que se desarrolla el proyecto minero; cuenta para ello con el informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico reflejado en la Autorización Ambiental Unificada (AAU) del proyecto minero.

Un Proyecto Global de gestión del Patrimonio

Bajo este paraguas, se ejecutó un programa de prospecciones arqueológicas para localizar y valorar las evidencias arqueológicas e históricas dentro de la mina, definiéndose las zonas que debían protegerse y el tipo de intervención arqueológica más adecuada para cada elemento. Con los resultados de este se redactó un Proyecto Global, aprobado por la autoridad competente, con el que se da cumplimiento a la legislación y que hace de la protección y fomento del Patrimonio uno de los valores fundamentales del Proyecto Riotinto, en base a:

Control arqueológico de movimiento de tierras: en las zonas cauteladas de la corta minera, donde un arqueólogo externo supervisa la carga de material, en previsión de la aparición de galerías u otras subestructuras antiguas. Paralelamente, se lleva un control y seguimiento de los avances de las escombreras y su afección al patrimonio industrial.

Seguimiento arqueológico: realizado por un arqueólogo dependiente del departamento de medio ambiente del Proyecto Riotinto, encargado de la documentación de todos los bienes presentes en su área de influencia.

Medidas compensatorias: consistentes en la puesta en valor de diferentes zonas arqueológicas dentro del Proyecto Riotinto a través de intervenciones arqueológicas diferenciadas. De estas podríamos destacar algunas que ya se han ejecutado:

1. Limpieza y puesta en valor de la Necrópolis de La Dehesa: mejora paisajística, limpieza y documentación de las estructuras y monumentos que la componen y la instalación de cartelería para la interpretación del yacimiento arqueológico.
2. Estudio y consolidación de escoriales romanos.
3. Intervención de Emergencia en la Torre de Cementación de Cerda: consolidación y reintegración volumétrica de su estructura.
4. Vallado perimetral  de la máquina Ruston Bucyrus: para su protección y futura puesta en valor.
5. Extracción de Horno Romano, para su estudio y conservación.

Para la ejecución de estos trabajos, Proyecto Riotinto cuenta con un arqueólogo en plantilla, quien, con apoyo de empresas especializadas, es responsable del área de Patrimonio. Su actuación está condicionada a la supervisión de la autoridad competente en materia de Cultura, quien recibe un informe mensual de las actividades realizadas al respecto en el Proyecto Riotinto.

VOLVER A VALORES

© Copyright 2017
Comunicación |Trabaja con nosotros |Contacto |Atalaya Mining |Aviso legal