03/04/2017

2017 será el año de la estabilidad y la búsqueda de la excelencia

Atalaya termina 2016 presentando cifras de producción acordes con sus previsiones. Tras un año en el que se ha acometido la puesta en marcha y ampliación, la empresa augura un 2017 estable en el que las mejoras en la eficiencia del proceso permitan establecer la producción nominal de la planta

Recientemente Atalaya ha presentado ante sus accionistas el balance de las operaciones durante 2016, primer año de producción en Riotinto después de 15 años de inactividad.
Ha sido un año muy intenso, donde, gracias al gran trabajo de la plantilla de Proyecto Riotinto, los parámetros de producción de cobre, recuperación metalúrgica y ritmo de mineral procesado han ido incrementándose exponencialmente trimestre a trimestre.
En este proceso, la planta ha estado trabajando hasta mayo a un ritmo de 5 millones de toneladas de mineral procesadas por año. Tras finalizar el proyecto de Expansión, las instalaciones subieron su capacidad, hasta alcanzar el pasado diciembre su máximo de diseño, 9´5 millones de toneladas/año.
En total, en 2016 se han procesado 6´5 millones de toneladas de mineral para producir 26.179 toneladas de cobre, con una recuperación media del 83´29%. Con el ritmo de proceso ya estabilizado en 9´5 millones de toneladas, la empresa ha anunciado que está en disposición de proveer al mercado con hasta 40.000 toneladas de cobre en este año 2017.
En cuanto a las magnitudes de la operación minera, se puede destacar que de Cerro Colorado se han explotado 6’8 millones de toneladas de mineral, a los que se suman los 1´4 millones de toneladas de marginal, ya almacenado, y 3´5 millones de metros cúbicos de estéril, depositados en la escombrera.
Durante este tiempo, además, no se ha dejado de trabajar en la identificación de nuevos recursos minerales. Se han realizado amplias labores de exploración, practicando sondeos principalmente en la extensión hacia el norte de la histórica Corta Atalaya y en el antiguo Filón Sur, con resultados interesantes, que se espera ir confirmando en la campaña de investigación que continua en 2017.
También se han seguido acometiendo mejoras en las infraestructuras, por ejemplo en las presas de estériles, con la construcción de refuerzos en diversos puntos y la ampliación del canal perimetral, gran obra civil que supone un incremento significativo de los parámetros de seguridad ante potenciales lluvias sin precedentes históricos.
Alberto Lavandeira, consejero delegado, ha destacado los avances en este 2016: “Ha sido un año de desarrollo para el proyecto, y crecimiento para la Compañía. Los resultados reflejan cifras de producción sólidas, dándonos confianza para seguir adelante. Esperamos un 2017 de consolidación, con mejoras operativas adicionales y mayor eficiencia de costes.”

Volver a Noticias

© Copyright 2017
Comunicación |Trabaja con nosotros |Contacto |Atalaya Mining |Aviso legal